Skip to content

Regata Garraf Benicarló

Escrito por; Eduardo Stark - 03/11/2011 - Alquiler veleros para Regatas, Blog Nautico Siemprenavegando.com

 

Hola a tod@s;

Buscando por mi ordenador he encontrado un texto que escribí sobre la Regata Garraf-Benicarló que organiza el Club Nautic Garraf. Hace ya bastantes años de ella, pero cuando la leo sigo recordando esos preciosos momentos. La verdad es que tengo bueno recuerdos de esta regata, la del 2006  fué una inmensa lucha. La llegada con spi arriba y con el “Tots Tres” a pocos metros delante, no pudimos ganarle en real, pero nos llevamos la primera plaza en nuestra categoría; A2.

En fin, espero que os guste la pequeña historia, ahora mismo no recuerdo el año, lo que si tengo claro es que era en solitario y con el Ro-330.

Ro-330 Ocell

Ro-330 Ocell

Quisiera agradecer a todos y a todas las horas pasadas durante y después de la regata. Me lo he pasado bomba, sobre todo a la altura de la desembocadura del ebro, puntas de 9,20 nudos en mi GPS, (ya se que es poco, pero solo lo entendereis los que llevais barcos similares al mio ), ni rastro de olas, eso era surfear encima del hielo.

Una regata donde parecía que sería sencilla y que acabó siendo bastante técnica; salida con viento fuerte y olas formadas, todos o casi todos salimos rizados. Más tarde, ya con toda la mayor, seguíamos con el fuerte oleaje, personalmente escogí navegar más a sotavento, la previsión era de que el viento rolara más hacia el norte, y al no tener spi simétrico no podría ir de popa por lo que necesitaría mar. El viento cayó en el golfo, creo que todos nos quedamos un poco atrapados, puse el spi y al estar más a sota podía ir amurado a estribor sobre los 100~120ºen dirección a tierra, así pude salir del parón sin tener que trasluchar el spinaker. Como lo de las trasluchadas con el asimétrico no se me da bien todavía, tuve que bajarlo ya que me dirigía hacia tierra y decidí enfilar el faro de tortosa con orejas de burro, al no poder atangonar el génova, ya que no tengo tangón, me costó salir de ahí. Con esa configuración de velas me alejaba de la costa para buscar viento, no había problema mi velocidad con respecto a barcos paralelos a tierra era igual o superior aunque con ese rumbo, me alejara un poco , pero creí que valía la pena. De repente el viento empezó a soplar, un viento constante y ciertamente fuerte con puntas de 25 nudos de aparente, además roló a NW cosa que me dejaba usar un rumbo directo a meta, no se si en mi posición tenía más viento que los de tierra, pero fuí adelantando a varios contrincantes, ¡que placer eso de adelantar!, normalmente eso es lo que me hacen a mi . A lo lejos veía una tormenta formada que de tanto en cuanto soltaba unos rayos escalofriantes. Debajo de ella se veía una luz, más tarde supe que era el ZETA, que escogió una ruta mar adentro, no se si lo pasó mal, pero yo sufría por él.
Más tarde llegué al otro faro que hay más al sur, la verdad es que esa bajada duró una eternidad, suerte que disfrutaba.
Casi al amanecer, fuera de la desembocadura del Ebro y con las luces temblorosas de Peñíscola el viento empezó a amainar. Yo no me atrevía a subir el spi, en cualquier momento esto se anima de nuevo y me veo yo con 25 nudos haciendo tumbos intentando arriar esa inmensa vela amarilla, con Paco; mi fantástico piloto automático que funciona cuando le viene en gana. Al final lo puse, en realidad si quieres ganar has de ser más loco que los demás .
Siempre recordaré esas 4 horas, ya “hecho polvo”, con el cuello agarrotado, y falto de sueño con una mano amoratada en la escota del spi y la otra en la rueda, bajando a 7 ~7.5 nudos, bien encarado a meta, viendo como todas las luces de posición de los otros barcos se juntaban de nuevo y el amanecer haciendo acto de presencia. Todo era bonito hasta que por efecto de la orografía, me imagino, el viento roló casi 70º con lo me era imposible entrar a meta con el spi, no solo eso, sino que además me di cuenta que casi no entraba ni de ceñida rabiosa La ceñida no es el fuerte de mi barco, los 30 grados representan para mi un bajón muy importante de velocidad. En fín, no se podía hacer de otra manera, 30~35º de media y mis perseguidores a barlovento se me acercaban cada vez más, lástima de llegada, porque si no, llego 30 minutos antes, encima a 100 metros de la línea el viento desaparece y me quedo clavado a 0,00 de corredera, ahí si que golpee la bitácora cabreado, no era justo. Pasaron 10 minutos lentísimos y por fin pude oir la bocina del juez.
La próxima vez espero hacer mejor resultado, creo que es bastante importante conocerte muy bien todos y cada uno de los “intríngulis” de la zona, ahora hay que sacar conclusiones para la próxima edición.

Dejarme felicitar a todos los que llegaron y animar a todos los que no pudieron por diversas razones. También dar las gracias a la organización que una vez más ha sido excelente, y a todos los amigos que he conocido en esta regata, gente buena y simpática, nos hemos explicado mil y una aventuras, las más extravagantes eran sin duda las que se hacían pasadas las 12 de la noche en los bares, pero os aseguro que eran las más divertidas. Os espero a tod@s en la próxima regata.

Eduardo
Ocell

Last updated by at .

Comparta el artículo

Comparta este artículo en las redes sociales.

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Twitter

Artículos relacionados

Te gustarán estos otros.

Comentarios

Opine sobre nuestros artículos.

No existen comentarios.

Trackbacks

Webs que han mencionado nuestros artículo.

No existen trackbacks.

Escriba un comentario

Complete sus datos y opine.