Skip to content

Salvamento de un velero. El feeling minista

Una gran depresion está afectando la costa Este de Brasil, lleva ya unos cuantos días lloviendo y con bastante viento. Este tiempo es más parecido a las costas gallegas que a las del Brasil en pleno verano. En la arena nos encontramos con un Pogo 2 como si fuera una mamífero en sus días finales. Una docena de ministas se desplazaron ayer para intentar devolver al barco a su medio natural. La operación no es fácil, lluvia, olas, arena…..

Cinco días atrás, durante la noche del 2 de Noviembre, su patrón Renaud Mary se ha desmoronado y destrozado se ha dormido conectando el piloto en modo viento. Lleva 3 semanas luchando con el mar y está agotado. Pero debido a un problema con su equipo de viento, éste se ha quedado bloqueado dándo a su piloto, la peor de las direcciones posibles; la costa.

Terrible despertar a tan solo 40 millas de la llegada de una etapa de 3.000, mala suerte dirían algunos, pero dicen que Dios aprieta, pero no ahoga, Renaud ha tenido la suerte de pasar entre dos salientes de rocas y de “posarse suavemente” en una playa de arena fina con únicamente un timón roto, todo lo demás está intacto.

Con 29 años, Renaud Mary, era un perfecto novato, había quedado 4º en la primera etapa y se encontraba 7º cuando le ocurrió el accidente. Un resultado exepcional teniendo en cuenta que tuvo solo 6 meses de preparación.

El 5 de Noviembre, intentaron una primera tentativa de remolcar el velero, pero tuvieron que desistir por mal tiempo. El 7 de Noviembre el tiempo había mejorado y un barco de pesca esperaba el remolque a 300 metros de la arena. 5 ministas le llevan a nado el cabo para el remolque. Mientras unos intentan mantener el velero casi a la horizontal tirando de un cabo que proviene de la perilla del palo, otros lo empujan mientras el pesquero lo arrastra poco a poco entre las olas. Con su patrón a bordo e intentando mantener el velero en posición consigue colocar los timones pero observa como la orza pega varias veces en la arena, por suerte, sin romperse. Felicidades al astillero Structures, unos barcos excelentes y resistentes, a tomar en cuenta.

Renaud amarrará en un puerto cercano verificando que todo está correcto y obervando que la estructura está intacta. Este joven skipper ha sido descalificado al estar inmobilizado más de 72 horas. De todas maneras cruzará su línea de llegada simbólica y por fín, amarrará en el puerto de Salvador de Bahía.

Todos los que navegamos y regateamos conocemos el “feeling minista”, yo personalmente no conozco un sentimiento de compañerismo tan conseguido en otros deportes. Tal vez sea ese sentimiento ya olvidado del navegante auténtico, lo que antiguamente se podía observar en muchos puertos, el ayudar por ayudar, sin pedir nada a cambio, ese saludo en medio del mar, un poco como los motoristas cuando se cruzan, yo lo echo de menos, ahora parece que navegar se ha convertido en una “pijería”, cuando ayudas a alguien ya ni te dan ni las gracias, ya ni te saludan, lamentablemente, parece que navegar en estos tiempos, es de “snobs”.

 

No os olvideis de compartir el artículo o pulsar en los “Me gusta” de Facebook o en otras redes sociales (twitter, G+…) si os ha gustado, así otra gente podrá ver el artículo. Teneis botones en la parte superior e inferior. Gracias

Last updated by at .

Comparta el artículo

Comparta este artículo en las redes sociales.

  • Delicious
  • Digg
  • Newsvine
  • RSS
  • StumbleUpon
  • Technorati
  • Twitter

Artículos relacionados

Te gustarán estos otros.

Comentarios

Opine sobre nuestros artículos.

  1. Pedrito says: noviembre 24, 2011

    Gracias Edu, parece que los ministas estemos olvidados, nadie habla de nosotros. Bueno tal vez sea mejor 🙂

Trackbacks

Webs que han mencionado nuestros artículo.

No existen trackbacks.

Escriba un comentario

Complete sus datos y opine.